Pintar de jazz el aire verde de Madrid

La necesidad de la música, la soledad de una mañana en Madrid buscando el trabajo diario. Excesivo calor para unas mangas largas y una chaqueta en espera. Pero hay que custodiar la esquina del parque, para que nadie la ocupe.

Hay que pintar de jazz el aire verde de Madrid.