Nos quedaremos con las cortinas verdes del sexo o la guerra

Siempre tras las cortinas se oculta algo. A veces incluso agradable. Estas cortinas verdes son el indicativo de que dentro se está cociendo el mundo. No quieren que entre la luz, y eso es sintomático. Todas las grandes peleas se conjuran en la oscuridad apagada de la mente humana. O animal. Y todos los grandes amores con sexo tienen un ligero toque de oscuridad, pues los fluidos se soportan mejor sin el sol dando en la cara.

Guerra o amor. Sexo o muerte. De momento…, nos quedaremos con las cortinas verdes.