Intenté que no se vieran nunca. Y lo logré

Las puse a andar por la pared desde la artificialidad forzada de quien juega con muñecos inmóviles. Nunca estuvieron juntas hasta este momento. Ellas tampoco lo supieron nunca.