Y si diéramos el salto, volaríamos?

¿Y si diéramos el salto?

¿Volaríamos?

¿Sólo es cuestión de alas?

¿O interviene también la osadía de querer volar?