A veces las margaritas son muy cabronas

Somos las margaritas y si nos robas, caerá sobre tí una maldición de las fuertes, de las que no te librarás en tu vida. Ahora tú decides.