Velocidad de disparo fotográfico, igual a la distancia focal


A la hora de realizar fotografías con teleobjetivos, hay un regla que no siempre sabemos utilizar bien. Una norma de obligado cumplimiento técnico. La velocidad de obturación, de disparo, debe ser lo más parecida a la distancia focal del objetivo que estemos empleando.


Simplificando. Si admitimos que con un 1/30 las fotos ya nos salen bien, esto siendo cierto no lo es. Nuestro pulso es capaz de lograr buenas imágenes a 1/30 si trabajamos con un objetivo de 50 mm. Más ahora con objetivos que llevan estabilizador.


Pero si disparamos con un tele de 400 mm, tendremos que disparar por lo menos a una velocidad de 1/250, mejor si nos acercamos a 1/400. Aunque tengamos un pulso excelente.


Estas dos imágenes son casi en el mismo instante. Ambas con un tele que llega a los 400 mm y un diafragma de 5.6. La “movida” está disparada a 100 ISO pero a 1/90 de velocidad. La que está más enfocada está disparada a 1/350 por lo que hemos tenido que subir el ISO hasta 320. Incluso con una sensibilidad mayo y por ello más grano y menos detalles, al estar disparada en “su” velocidad correcta, sale mucho más enfocada al no estar movida.

Efectivamente, estos son detalles de la imagen, que si la viéramos en su conjunto no ofrece tanta diferencia, pero es para entender mejor el problema y la solución.

Una mala cara alemana, la tiene cualquiera

Si te encuentras dentro de un palacio alemán y te sale a recibir una figura como esta…, recela, teme lo peor, piensa que hasta ese momento has sido muy feliz. Pero no por estar en Alemania, que también, sino por estar en tierra extraña donde no se conocen bien los gestos.

Incluso es posible que sea una bellísima persona…, perdón, estatua. Nunca se sabe.

Una hermosa flor payaso de Alemania. La naturaleza es así

Una simple flor de Alemania me trae al recuerdo aquellos paseos por el parque de Munich… aprendiendo a diseñar zonas verdes en relieve. 

Ahora es otoño sobre mi teclado pero da igual, sé que volverá la primavera y alguien la seguirá viendo hermosa y colorida. 

Incluido yo, claro.

Incluso el cemento armado tiene sus debilidades


El cemento armado es un ejército de cementos desarmados. Pero tiene sus debilidades. No sabe defenderse ante los agujeros y las formas que le inferimos los humanos. Un cemento puede ser muy armado, pero es muy maleable. Es cuestión de saber en qué momento hay que dominarlo.

Asfalto hablando con signos extraños

Igual que decimos que al viajar hay que mirar al cielo, a los tejados, a la alturas, para ver mucho más de lo que se ofrece a la altura de los ojos, también hay que mirar al suelo en búsqueda de señales de no se sabe qué.

Este asfalto es de New York, de su zona centro, lleno de marcas de colores, de indicaciones con algún sentido que desconocemos los transeúntes. Son secretos del asfalto. Incluso de la zona inferior del asfalto.

0167 - Un número de calle

Los números son los que son, comunicaciones, señales, datos. El 0167 es una calle de New York. Sí, está un poquito lejos del centro, pero eso es New York, un lugar para explorar y conocer, alejado de las calles de las películas.

Hoy quiero soñar lo imposible

Hoy quiero soñar un mundo nuevo.
Sé que es imposible poseerlo, así que sólo quiero soñar.
Para tener más ganas de vivir.

Creo que es posible.
Que soñando se consigue tenerlo durante unos segundos.
Me da igual que sea imposible para ti.

Si yo consigo soñarlo, no lo será y lo podré compartir.

Flores de otoño, para destacar

También en otoño hay flores, de algunas plantas que deseas esperar para que su color triunfe más ante los marrones y los grises. Es todo un detalle.