Cuestión de saber gestionar el amor

Al final, 
el amor que recibes 
es igual 
al amor que tú has entregado