Barrido fotográfico para crear efecto abstracto

En fotografía casi todo es posible, todo es practicable, incluso provocar el arte abstracto. Crear se lleva en la cabeza, el resto, sean pinceles o cámaras de plástico, son meras herramientas. Es cierto que al crear se parte de una idea establecida en forma de boceto y que es después, según vas avanzando en su desarrollo, cuando le terminas de dar forma. Sean proyectos sobre un lienzo, un papel o un archivo digital, siempre es Creación Artística. Volvemos a la mezcla de las herramientas junto con tus ideas.

Casi todo sirve, y hace ya varios siglos que los pintores copiaban del natural empleando cámaras oscuras antes de inventarse la fotografía. Nadie preguntaba qué método se había empleado para lograr esa realidad, simplemente admiraban o detestaban el resultado final. Como ahora.

Esta imagen movida y desenfocada se logra con velocidades muy cortas, y un movimiento de la cámara en el tiempo en que dura el disparo. Es un clásico barrido fotográfico en búsqueda del efecto, y al que a veces hay que realizar varias tomas para un resultado apetecible con arreglo a tu idea. No importa para nada la herramienta, sino terminar a tu gusto tu propia idea de belleza o de horror.

Nadie busca salvar al mundo con una obra, ni salvar a un débil pajarito con el Arte. Simplemente disfrutar haciendo lo que nos gusta y crear sensaciones. Efectivamente, nada más. 

No es casualidad, pero podría haber salido diferente la imagen, pues no se controla el inicio del proceso. Sí todo el posterior.