Dos clavos calvos en la madera muerta de la puerta vieja

Dos clavos calvos en la madera muerta de la puerta vieja. Una señal de antaño que nos lleva a tener cuidado con el pasado pues siempre vuelve y a veces con la punta oxidada que te recuerda que hay que estar vacunado contra los malos recuerdos.Mucho cuidado con clavarte el pasado en un dedo que no esperabas.