Escribir con las manos, nunca con los dedos

Alguien se puso a escribir en la pared sin tizas ni lápices, empleó el grafismo en relieve, los trazos gruesos de lo que mas cerca tenía. 

No sabemos qué quiso decirnos, aunque sus intenciones eran las de no decirnos nada.