El techo contiene a veces las ventanas a la luz

El techo contiene a veces las ventanas a la luz. Es la iglesia de San Lorenzo de Sevilla. No tiene ventanas, aberturas al cielo, por eso lo llenan de santos iluminados, de oros y terciopelos pintados. La luz no acoge, aunque sea artificial.