Un león de piedra a punto de comerse vivo al visitante

La bravura de los leones de piedra se puede mostrar de muchas maneras. Una mirada ya nos sirve. Un gesto de ataque, mostrar las garras y avisar con la boca entreabierta también. 

Este león de piedra está a punto de atacar al visitante de Birmingham por eso lo tienen puesto en lo alto de un gran edificio para evitar males mayores. No se fían nada del león con mala cara.