Las sombras dejan la silueta como marca en su robo de la luz

Las sombras lloran pero sin luz, solo dejan entrever lo que representan a costa de llevarse la luz a otro lugar, son simples usurpadoras de luz pues no desaparece solo cambia de lugar. 

Una sombra es siempre patética pues se lleva la luz para que no la veamos… sin darse cuenta que nos deja su silueta como pista de su robo.