Estaciones numeradas para no perderse en la iglesia

Todas las estaciones —que están numeradas— van del uno al doce. Luego están las que se conoce por sus nombres. Y las de los trenes. Y las que ni son estaciones ni se las espera. 

Todas las estaciones tienen sala de espera. Si no la tienen no son estaciones. Si acaso andenes para caminar en buscar del cambio. 

Todas las estaciones cambian a sus moradores, estén o no numeradas. Incluso dicen que las de las iglesias también cambian a los moradores.