Medusas azules, naturalmente transparentes

La luz hace el resto. Cuando algo no tiene color, cuando la trasparencia casi domina el todo, la luz es la que envuelve y da volumen a los objetos, sean naturales o no. 

Incluso la luz puede ser solo blanca pero rebotarse y alterar la sensación, hasta obligar en la formación del color. 

En esta caso unas medusas azules que simplemente son transparentes. 

Como voy de mar y de bichos, nada como un rato contemplando a las medusas que se adaptan al color del ambiente dada su trasparencia. Estas son del Oceanográfico de Valencia; y sorprenden a la vez que nos empequeñecen. Si ellas que no son casi nada pueden vivir, nosotros con toda nuestra carga genética y nuestra calidad humanad deberíamos haber conquistado con más calidad este mundo natural. 
Seguimos siendo animales en algunos aspectos fundamentales de nuestra convivencia.