Son tiempos de batallones oscuros formados en compañía


Son tiempos de policías en todo el mundo, con lo bien que estaban sin tener que trabajar, ¿no? Incluso los emplean como collage en cualquier pared, como para demostrarnos que están de moda, que forman parte de nuestros recuerdos habituales. 

Siempre van en formación, de oscuro, llenos de cositas para pegar hostias, con caras de mala baba, en formación desinformada. 

Puede que sean bellísimas personas, pero lo disimulan de huevo. 

Un detonante simple y se ponen a trabajar. 

Como el que nota que se pone la máquina en marcha y tiene que estar atento a que no se caigan las piezas al suelo. Ellos al contrario. Contra más suelo, mejor. Cachis por esa violencia que no sabemos controlar ni evitar a base de encontrar soluciones a los problemas.