El campo tiene estos secretos

Cuando uno viene del campo, de unos días oliendo hierba y escuchando a las flores, que también hablan pero bajito, todo le parece falta de color, de aire, de silencio.

Nos vamos acostumbrando a lo artificial, a lo hecho por nosotros. Pero la belleza se esconde en las pequeñas cosas, en lo leve, en lo que solo podemos mirar unos días pues enseguida desaparece. Hay colores que embriagan.