Patos extraviados en la charca de la playa de Cambrils



Eran aguas estancadas de riera que a veces va y a veces no va, pero eran aguas… que al final es lo único que les debe importar a los patos extraviados. 

Parecían patos perdidos entre la playa que no es suya y la charca  que resulta más apetecible para patos, pero sin saber bien en dónde quedarse. 

En las aguas de la playa mal, pues además de salada están siempre las gaviotas que no le apetece compartir nada.  Son muy suyas y se llevan mal con los patos. 

Pero en la charca las ranas huían de las ratas y estas necesitaban comer todos los días. Mal viaje para unos patos mareados. De día todo es hermoso, de noche creo que se forman guerras de enemigos.