Eras el brillo de la noche / You were the brightness of the night


La noche amenazaba las aguas, que perdían su color. El gris oscuro empezaba a pintar las rocas. Pero tú brillabas entre las aguas, mezclando el blanco con el rojo y el amarillo. Eras la luz. Eras el motivo para fijarme en el brillo. Eras la diferencia entre tanta imperfección.

------------

The night it was threatening the waters, which were losing his color. The dark gray one was starting painting the rocks. But you were shining between the waters, mixing the white with the red one and the yellow one. You were the light. You were the motive for concentrating on the sheen. You were the difference between so many blemish.

El monstruo ensortijado de la orilla me robaba los sonidos de las olas



Rompía el aire ensortijando los sonidos de las olas, al disolverse con energía el ronroneo antes de llegar a la orilla. No me era posible tocar las olas, pues una y otra, antes de llegar, se deshacían. Era como si aquellas ondas de espuma no fueran reales, simplemente líneas blancas que a lo lejos amenazaban y que al llegar a medio camino, desaparecían. Tal vez al tener miedo a mis pies. Tal vez para no ser tragadas por la arena. Tal vez es que aquellas olas no fueran reales, sino simplemente la ilusión del mar, que venía a mi encuentro. Aquella tarde no las pude tocar. Y el sonido se disolvía entre la espiral de aquel pequeño monstruo verde de la orilla.

Creo que volaron a otro destino. Bueno…, no sé si creo


Me quedé con las ganas de sentarme en las sillas de la puerta de su casa. No conocía a la familia pero me los imaginé curiosamente extraños. 

Si era la libertad lo que añoraban, si su mayor deseo era estar bajo en cielo mirando a la vida, no entendía muy bien las tres plazas tan juntas, tocándose con tanto espacio. Era como si se estuvieran preparando para volar.

Como no tuve agallas para sentarme, las fotografié.

A las pocas semanas ya no estaba allí, tal vez ya habían despegado buscando mejores lugares.

Me gusta el rojo fuego / I like the red fire

Me gusta el rojo fuego saliendo como luz de los negros escondidos. Si además lucen destellos verdes y amarillos para compensar la luz, más todavía. Creo que los rojos te obligan a ser potente, a ser incluso violento en tus formas de pensar. Pero los negros te sujetan y te llevan a una situación más calmada.


El fuego es rojo, pero muchas veces es amarillo también, es incluso azul brillante y claro. El fuego siempre es atrayente, seductor, hechicero.

-----------------

I like the red fire going out as light, of the hidden blacks. If in addition they illuminate, the green and yellow sparkles to compensate the light, more still. I believe that the red ones force you to be powerful, to being even violent in your ways of thinking. But the blacks hold you and take you to a more calmed situation.

The fire is red, but often it is yellow also, is even blue brilliant and clearly. The fire always is attractive, a seducer, wizard.

Los nuevos caminos en la dura piedra los abre la suave agua


Los caminos duros de la piedra se marcan por la suavidad del agua que los recorre con persistencia. 

Nada hay como la insistencia para conseguir abrir nuevas fronteras, novedosas ideas rompedoras, caminos inexplorados que nos enseñan nuevas posibilidades.

Si tienen dudas con los nuevos caminos, deja que fluyan las ideas, las lógicas y persistentes suavidades del sentido común, el camino lento pero básico de la razón. 

Ella sola abrirá nuevos horizontes.


Ojos de ladrillo que entornados, seducen


La arquitectura a veces te guiña el ojo y te seduce mirándote a la cara. Una ventana puede ser un ojo que observa; un edificio el sueño de un arquitecto. Hay que mirar para seducir al interior y para dejarte conquistar con las ideas ajenas de los que han querido contarnos historias escondidas.