La soledad no es estar solo


Miramos al horizonte y creemos ver lo que allí nos espera, pero en verdad lo único que existe para nosotros es lo que tenemos alrededor.

Siempre estamos solos, incluso cuando estamos acompañados de otros. Nacemos y morimos solos, como algo habitual, normal pero que no queremos llegar a entender.

Estar acompañado no evita que sigamos estando solos.

El poder siempre es feo y desabrido


El poder siempre utiliza los mismos añadidos para demostrarlo y demostrarse. El garrote, la mala cara, las manos recias y el porte desabrido. El poder necesita del miedo.

El primero que debe creer en la capacidad del poder para lograr los objetivos, es el que lo posee. Debe tenerse miedo a sí mismo para tener la autoestima alta y lograr regalar el miedo sin muchas dudas.

El poder siempre es feo.

Traviesa, revoltoso, pero muy agradable


Naughty but nice. 
Traviesa y revoltosa, pero agradable y bonita.

La artista suiza Sylvie Fleury nos ilumina el camino con esta frases en neón rosa realizada en el año 2003. Quiere jugar con el texto, con la sensación y nos obliga por un momento a pensar si es posible lo que nos dice, o incluso si no es lógico, positivo e inevitable que vayan unidos los conceptos de travesura y hermosura.



Ni tú sabes cómo soy yo, ni yo sé cómo eres tú


Hay muchas maneras de vernos, de contemplarnos, de intentar observarnos como tal vez nos miran y ven los demás. No sabemos bien cómo somos, como tampoco saben como somos los que nos observan y creen adivinarnos. Ni tú sabes cómo soy yo, ni yo sé cómo eres tú. Dos ventajas en una.

La importancia de las imágenes en nuestra vida

La importancia de las imágenes como testigos mudos que nos cuentan la vida y la historia es indudable. Hoy ya no podríamos vivir sin imágenes. Pero no siempre ha sido así, durante siglos las imágenes no influían pues no existían excepto en el instante en que se producían y para los que las podían observar por estar allí mismo. Conservar las imágenes es poder conservar las miradas y las realidades, para poderlas comprobar en cualquier momento.

Ante la duda, no dudes tanto y actúa


Ante la duda… piensa un momento, sopesa levemente las opciones y…¡actúa! 

- 2021 - 

Málaga





Richard Avedon y una fotografía de moda con elefantes


Hay fotógrafos que su obra les ha señalado, les ha perseguido durante toda su vida por sus formas, sus detalles, sus ambientes. El neoyorquino Richard Avedon estudió filosofía en Columbia (New York) antes de convertirse en fotógrafo autodidacta sobre todo de retratos de personas a las que les intentaba sacar mucho más que sus apariencias, sino unas posas provocadas para mostrar su personalidad, sus formas y fondos. Esta imagen del año 1955 muestra a una "Divina con elefantes" para mostrar un modelo de la casa Dior.

Richard Avedon como fotógrafo de moda quiso trascender de las ropas y sus diseños, de los complementos usuales en este tipo de trabajos, para mostrar la vida de lo que envolvía a sus personajes en sus obras, sacando a los modelos a las calles, a los cafés, para ponerlos en el movimiento de la propia vida habitual. La elegancia no estaba en las modas y ropas, sino en los encuadres, en los gestos, en la luz. Eran escenas fotográficas que ayudaba a vender ropa y moda a través de puestas teatrales en escena.

Pero las obras de Richard Avedon trascienden al mundo de la moda y sus colecciones y trabajos tocaron muy diversos motivos para reflejar el mundo americano de sus tiempos, con obras muy conocidas y reconocidas.

Esta imagen es de la Colección Gruber

¿De verdad las arrugas pueden ser bellas?


Nos vamos arrugando como pieles viejas de paredes sin cuidado. No hay que mirarse, pero quien nos ve observa nuestro cambio. Todas las pieles fueron en algún momento tersas y lisas, brillantes y agradables. ¿Quién dijo que una arruga puede ser bella? ¿Domínguez? Tal vez este sea un mal ejemplo de su idea en el diseño?

Rostros auténticos o falsos. Depende


A veces en las calles se multiplican los rostros, salen unos para entrar otros, unos crecen y dejan diminutos al resto. En la calle todos los rostros son auténticos o falsos, depende de las ganas que tengas de verlos bien o mal. Rostros auténticos o falsos en las calles de Madrid. Depende. Las personas no miran a los personajes.

¿Qué existiría debajo del 39 y del 50? ¿Otro 39 y 50?

Los números se esconden y esconden, los números indican o confunden. ¿Qué habrá debajo del 39 y del 50? No lo sabemos, nos los mangaron y pusieron encima los que ahora vemos, tapando los viejos. Es como matar números y no enterrarlos.